Seleccionar página

Actualmente se cocina en las Cámaras una iniciativa del Diputado Patricio Flores Sandoval, del grupo parlamentario del PRI, en la que se pretende regular la figura del outsourcing (subcontratación) para efectos del cumplimiento del pago de cuotas para el seguro social.

El legislador puntualizó que cerca de 40 por ciento de los trabajadores empleados está trabajando para una empresa outsourcing, donde se registra alta evasión de pagos.

Si se aprueba en el Senado la iniciativa para regular el «outsourcing», el impacto inmediato será un incremento de costos para las empresas que utilizan estos servicios, advirtieron las cúpulas empresariales y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

La iniciativa, que modifica el artículo 15 de la Ley del Seguro Social, la cual fue aprobada en la Cámara de Diputados en el periodo pasado y puede ratificarse en este periodo en el Senado, señala que las empresas que contraten los servicios de una firma de «outsourcing» se volverán obligadas solidarias.

Esto significa que las empresas contratantes son responsables de vigilar que las firmas de outsourcing de personal cumplan con las leyes laborales y ante cualquier omisión de éstas, quien asume el costo es la que contrató el servicio, explicó Hugo Ítalo, asesor laboral de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

«El gran problema es que a la empresa receptora del servicio se le establece una serie de obligaciones absurdas como controlar la nómina de los trabajadores contratados a través de un ‘outsourcing’.

«La contratante tiene que verificar que la empresa de ‘outsourcing’ pague sus impuestos, que registre a los trabajadores y pague las cuotas en el Seguro Social, que cumpla con sus obligaciones sociales correspondientes y si en algún momento esta compañía de ‘outsourcing’ falla, se hace responsable a la empresa contratante, es un absurdo», dijo Ítalo.

Marco Antonio Martínez, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano, que aglutina a firmas de «outsourcing» de personal como Manpower, Adecco, Kelly Services y Vedior México, entre otras, señaló que nunca se han opuesto a la regulación del «outsourcing», pero lo único que se va a provocar con este proyecto es inhibir la generación de empleos porque es una iniciativa que aumenta los costos de las empresas contratantes.