Seleccionar página

El gobierno de Estados Unidos nunca se va a disculpar por el espionaje contra otros países, como México, a pesar de que esa práctica es ilegal, y lo va a seguir haciendo, afirmó el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Silvano Aureoles Conejo (PRD).

“
Estamos ante una potencia, un imperio que tiene toda la tecnología y la esquizofrenia de que algún día de estos algo le pueda pasar”, agregó el también coordinador de los diputados perredistas en declaraciones a la prensa.

El semanario alemán Der Spiegel aseguró ayer domingo que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) consiguió en el 2010 tener acceso a correos electrónicos de la Presidencia de México y del entonces mandatario, Felipe Calderón, que se agrega a otras versiones periodistas sobre espionaje en el 2012 al entonces presidente electo, Enrique Peña Nieto.

Las versiones sobre espionaje de Estados Unidos a autoridades mexicanas y de otras partes del mundo se basan en la información proporcionada por el ex agente de inteligencia estadounidense, Eduard Snowden, quien se encuentra refugiado en Rusia por el juicio que enfrenta en su contra en su país.





Tras rechazar la posibilidad de que Estados Unidos pida disculpas por estos casos, Aureoles Conejo recordó que el presidente Barack Obama afirmó a sus propios ciudadanos que “está primero la seguridad que la privacidad” y señaló que si eso dijo a los norteamericanos“,que no pensarán con el resto del mundo”.

El diputado perredista expuso que está muy bien que la Secretaría de Relaciones Exteriores pida a Washington una explicación, “si se quiere cumplir con el requisito diplomático para bajarle un poquito a las críticas ciudadanas de que fue muy tibia la postura de México”, pero –insistió- “la disculpa nunca nos la van a dar”.

Estados Unidos espía a todo el mundo, “nos puede espiar alambrando los teléfonos, las computadoras … también con los aviones no tripulados …incluso desde los sistemas satelitales”, agregó Aureoles Conejo.

“De que es ilegal, pues es ilegal, sin duda, Pero estas solicitudes de explicaciones, posturas enérgicas, con mucho respeto, pero es el derecho a pataleo”, indicó.