Seleccionar página


El presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, José Luis Muñoz Soria (PRD), clausuró el Curso de Especialidad y Diplomado de Rendición de Cuentas, Auditoría y Fiscalización Superior, para empleados de la Cámara de Diputados, que servirá de apoyo al trabajo de los legisladores y del país.

Durante la entrega de reconocimientos y constancias a quienes concluyeron el curso, el legislador indicó que la Cámara de Diputados es una institución que permanece “y aunque los legisladores estaremos por tres años, el personal que ya está aquí debe tener toda esa capacitación”.
Quienes hacen el trabajo son los asesores, los que ya están aquí, no los que venimos cada tres años, y para ellos se requieren estos cursos, insistió Muñoz Soria.
Debido a la importancia de la capacitación en esas materias fundamentales, planteó que estos cursos, así como el doctorado que imparte actualmente la Cámara de Diputados, sean de carácter permanente y de calidad, con el apoyo de instituciones públicas. “Lo que estamos festejando con esta generación de especialidad y diplomado, queremos hacerlo como institución”, dijo.





Hay que avanzar en la rendición de cuentas, auditoría y fiscalización que son, sostuvo, “los aspectos más importantes de cualquier gobierno. Ningún país está exento de ellos y México adolece todavía de muchos aspectos de esa naturaleza”, comentó.
El presídium estuvo integrado por Manuel Quijano Torres, en representación del presidente del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), y Alejandro Romero Gudiño, titular de la Unidad de Evaluación y Control (UEC).
Además, los directores generales en la Cámara de Diputados en el área de Recursos Humanos, Roberto Khalil Jalil; de Programación, Presupuesto y Contabilidad, Alejandro Somuano Ventura, y de Finanzas, José Miguel Jiménez Llamas, así como el contralor interno, Alfredo Wong Castañeda.
Se entregaron 21 constancias de especialidad, 16 diplomas y 14 menciones honoríficas a los mejores promedios del curso.